Muchas ciudad, y su esposo la hace

     Muchas personas se refieren al feminismo como un movimiento caracterizado por mujeres que odian y muchas veces hasta desean matar a los hombres, para que ellas puedan tener la oportunidad de estar a cargo.  Sin embargo, ¿se sabe en realidad que es el feminismo y cual es su objetivo?  El feminismo no es sobre quien es mejor, pero se basa en la idea de que todos deben tener igualdad de derechos y oportunidades, sin importar su sexo. El feminismo significa cambios en las vidas de las mujeres; significa igualdad y la recuperación de su propia historia. Los movimientos feministas ganaron un impulso significativo durante el siglo XX.  Aunque ha habido inicios de resistencia feministas desde la época colonial, las mujeres siguieron y siguen tratando de cambiar la idea de lo que ellas mismas representan.  Reacciones feministas surgieron en Latinoamérica mediante el uso de cuentos y poemas. Con el escribir de estos textos, muchas escritoras latinoamericanas como; Nancy Morejón (1944-), Julia de Burgos (1914-1953), Maria Luisa Bombal (1910-1980), Isabel Allende (1942-), Rosario Ferré (1938-2016), tuvieron la oportunidad de expresar y enseñarle al mundo las condiciones de las mujeres en este siglo, la idea de  objetivación, matrimonio,y representaciones simbólicas sobre la mujer y cómo las cosas han cambiado para las mujeres  al  pasar de los años.    Antes del siglo XX, las mujeres eran vistas más como objetos y no como seres humanos con las mismas características e inquietudes que los hombres.América Latina es el continente más desigual en términos económicos y sociales en el mundo. Muchas de las personas siguen creyendo en la idea que las mujeres no tienen derechos, ellas son vistas como algo inherente sin vida, sin derechos, ni voz. En muchos de los poemas y cuentos escritos por estos grandes personajes femeninos se expresa la idea que las mujeres son representados como objetos.  Por ejemplo; en el cuento de “La Muñeca Menor” de Rosario Ferré, la menor de todas  las hermanas, se casa con un médico muy importante de la ciudad, y su esposo la hace sentarse en el balcon todos los dia para que todos la miraran y que supieses que el ya se había casado, la menor “siguió  sentada en el balcón, inmóvil dentro sus gasas y encajes con los ojos bajos”. Esto demuestra cómo las mujeres son vistas de diferente forma que los  hombres; ellas son vistas como cualquier otro objeto en una casa: polvoso, sucio y sin ningun uso.  En la historia del árbol de Maria Luisa Bombal, el personaje principal, Brigida; trata de tener una vida feliz, trata y busca la manera de pasar tiempo con su esposo pero nada de lo que hace funciona. La protagonista se siente “como una plata encerrada y sedienta”. Esto demuestra la condición de la mujer hispana, y como  la sociedad,  sus esposos, y hasta ellas  mismas no se valoraban por lo que eran, sino que se miraban como cualquier otro utensilio de una casa. Las mujeres son vistas como seres sin sentimientos. Sin embargo, María Luisa Bombal enseña cómo las mujeres necesitan amor, compasión, porque ellas tambien tienen sentimientos, pues son capaces de sentir, pensar, reaccionar, valerse por sí mismas porque al pasar de los años han evolucionado y desarrollado un gran valor, coraje, fortaleza, sin esperar recibir del hombre lo que ellas mismas pueden lograr por su propia cuenta. En los tiempos antiguos, las mujeres eran castigadas con la muerte por alzar la voz a su marido o eran castigadas por no ser halladas vírgenes, eran esclavas de sus maridos y de la misma sociedad. Por ejemplo, en el poema “A Julia de Burgos” de Julia de Burgos, la autora enseña como las mujeres no eran capaces de auto mandarse por sí mismas, sino que “todos las mandan; el esposo, sus padres, sus parientes, el cura, la modista, el teatro, el casino,el auto, las alhajas,el banquete, el champán, el cielo y el infierno”. Esta cita demuestra cómo las mujeres no tenían voz ni voto dentro de la sociedad, como hasta las cosas más insignificantes tenían más valor que ellas, como un objeto sin vida podía ser más preciado y cuidado que un ser humano con vida. La mujer fue creada como ayuda idónea para  su marido, una ayuda idónea es aquella que da el apoyo sin reserva alguno, fue creada con alma, cuerpo, espíritu, intelecto, voluntad, y emociones, que cada parte de su cuerpo tiene igual valor que el del  hombre.Por eso, las mujeres tienen que ser tratadas y cuidadas como vaso frágil, el feminismo entró a América Latina no por rebeldía sino al grito de mujeres pidiendo auxilio al mundo entero deseando así ser escuchadas, protegidas, admiradas, valoradas y hasta reconocidas. Pues fueron creadas con un gran propósito, entre ello; hacer felices a los hombres, hacer feliz a sus hijos y mantener unida su familia. No fueron creadas para ser objetos pues los objetos no tienen vida, fueron creadas para una labor más importante, es por ello que luchan para que  su voz sea escuchada. Las mujeres fueron sometidas por el sistema, montado por hombres, durante siglos,  les costó tanto luchar por sus derechos, que tuvieron que emplear métodos convencionales para hacerse oir, una mujer vale por su apellido, por su estatus de vida, por la cuna donde nació, y el régimen que representaba. Por ejemplo, en el poema “Mujer Negra” de Nancy Morejón, el personaje principal era pobre, no tenía reconocimiento, nadie sabía quién era, solamente sabían que era una mujer más en la sociedad y por eso  ” su merced la compro en una plaza”. Esto demuestra como la mujer no valía si venía de familia pobre, si venía de esclavos, de negros, su voz no se oía, eran compradas de acuerdo a su estatus a si era su valor. Una mujer sin apellido era comprada en las plazas y de ahí empezaba su martirio, su calvario, su maltrato, siendo así una sombra nada más. Antes del siglo XX, las mujeres no valían nada, en muchos casos tenían el mismo y a veces menor valor que objectos, porque la sociedad no las quería valorar por lo que eran, seres humanos.      Una de las cosas más importantes en la vida de la mujer es el matrimonio. En el matrimonio las prioridades no son reglas, no son maltratos, no son gritos, no son ordenanzas, no son requisitos, no son preceptos, no es una fórmula. De hecho para que sea prioridad debe estar en el corazón y que esta tenga un balance que esté bien y en orden.  En los tiempos pasados, la idea del matrimonio era una oportunidad para que las mujeres pudieran hacer algo por ella mismas, y poder dejar a sus familias y formar su propia familia. Pero estas mujeres no se casaban por amor, sino se casan porque era su deber. Por ejemplo, en el cuento del árbol, Bombal demuestra cómo ” al lado de aquel hombre solemne y taciturno no se sentía culpable de ser tal cual era; tonta juguetona y perezosa, no se había casado con Luis por amor; sin embargo no atina a comprender por qué, porque se marchó ella un dia, de pronto”. Esto enseña como la mujer no se casaba por amor, si no porque miraban el matrimonio como una manera de escape sin pensar en las consecuencias que le traería el futuro. Esperando un matrimonio feliz, no medían las consecuencias de su escape, en el habían maltratos físicos, emocionales, tristeza, depresión, aislamiento social, pobreza, amargura etcétera. Existían también matrimonios forzados o arreglado. Fue una práctica común en todo el mundo hasta el siglo XIX, hay países donde  aún son comunes estas prácticas  como Asia del Sur, África, en algunas partes de América Latina, sudeste asiático, y algunas regiones de Asia Oriental. Existen también matrimonios infantiles, en particular los de menores de 16 años, que no  preparan ni proporcionan al individuo mucha oportunidad de hacer una elección. Estos matrimonios infantiles son de forma implícita, matrimonios por conveniencia, y al otro extremo por pobreza. Durante muchos años las mujeres simplemente aceptaron su papel como objetos de intercambio parcial y se casarían debido a la idea de que podrían terminar teniendo una vida mejor que la que su familia les brinda. Por ejemplo, en el cuento de “La Muñeca Menor” de Rosario Ferré, la menor de todas las hermanas decide “casarse con él porque le intrigaba su perfil dormido, y porque ya tenía ganas de saber cómo era por dentro la carne del delfín”. Con esta cita la autora demuestra cómo las mujeres se casan sin saber lo que están haciendo, se casan sin saber las consecuencias, se casan con personas mucho mayores que ellas para poder ayudar a su familia, para poder tener una vida mejor pero al final no todo es felicidad. En el cuento el arbol de Maria Luisa Bombal, demuestra como Brígida se da cuenta del gran error que cometió al haberse casado con Luis, se dio cuenta que ” la vida consiste para los hombres en una serie de costumbres consentidas y continuas”. Esta cita demuestra la idea en como los hombres miraban a las mujeres, y cómo siguen viviendo con la misma costumbres y tradiciones de épocas atrás, y hacen a las mujeres sentirse ignorantes y tontas comparadas a los hombres. La pobreza es un conductor de estos matrimonios, en muchos de los poemas se demuestra que es allí donde se confirma una vez más que las mujeres al pasar de los siglos, de los años han sido abusadas, extorsionadas, usadas como objetos sin valor puesto que para el hombre ellas son sordas, ciegas, y mudas, pues no tienen voz ni voto, ni libertad de decir o pensar sobre ninguna cosa al respecto. El matrimonio ha sido uno de los factores más importantes en la vida de una mujer, pero antes del siglo XX se demuestra como el matrimonio no era nada más que una manera de escapar y tener una mejor vida, pero al final era lo contrario.       Los derechos de la mujer han sufrido vaivenes históricos, avances y retrocesos, en el largo camino hasta llegar a la situación actual, que para muchos todavía está lejos de ser perfecta. La cultura latinoamericana impone una serie de representaciones simbólicas sobre las mujeres. En alguna ocasiones las mujeres son vistas por los hombres y la sociedad como personas sin capacidad suficiente para pensar y razonar por cuenta propia, que para lograr un objetivo se necesita la ayuda del sexo opuesto, y que de lo contrario sería imposible que ellas alcanzaran a hacer algo. Por ejemplo, en el cuento “El Arbol” de Maria Luisa Bombal, Brígida era la menor de todos los hermanos, “cuando el padre llegaba por fin a ella lo hacía tan perplejo y agotado que prefería simplificarse el dia declarandola retardada”. Esta cita demuestra como Brígida era diferente a los demás, y por ser diferente, la miraban como retrasada y que todo lo que decía no importaba. Este cuento demuestra cómo la sociedad ha sido participe en marcar a la mujer como algo negativo en la vida, con la idea de verlas inferiores a los hombres. Sin valorar las grandes cosas que ellas eran y son capaces de hacer. También demuestra la condición de la mujer hispana, en una época donde la conducta y los rasgos psicológicos de cada sexo estaban claramente definidos por algo negativo en la vida, sin valorar las grandes cosas que ellas eran capaces de hacer.  El feminismo surge no porque la mujer quisiera ser mejor que el hombre, si no porque ellas querían expresar sus ideas y pensamientos de manera igual, quieren sentirse útil y no usadas, querían tener los mismos derechos que los demás, es por eso que las mujeres empezaron a exigir libertad de expresión y igualdad de género. Querían participar en programas en los cuales ellas estaban seguras que podrían desempeñar sus grandes cualidades. Pero antes del siglo XX,  las mujeres eran esclavas a las ideas de los hombres y las sociedad, como la idea que no podían salir si no iban acompañadas por un hombre, no podían hablar sin permiso, no tenían el derecho de  hacer cosas por ellas mismas. Por ejemplo, en el poema A Julia de Burgos las mujeres son ” damas caseras, resignadas, sumisas, atadas a los prejuicios de los hombres”. Esta cita enseña cómo la sociedad le impone límites a las mujeres y a lo que ellas pueden ser capaces de hacer. Son vistas como ignorantes, mediocres y absurdas, personas que no tienen ni voz ni voto. lo único que ellas pueden hacer es obedecer a los hombres, criar a los hijos, y el cuidar de la casa porque esa es su tarea en la sociedad. Por ejemplo en el poema “Mujer Negra” de Nancy Morejón, el personaje principal demuestra como ” me compro en una plaza. Bordé la casaca de su Merced y un hijo macho le parí”. Esta cita demuestra el rol principal de la mujer en la sociedad, la idea que su único propósito en la vida es ser ama de casa sin tener ninguna otra oportunidad o ocupación.  Desde la época colonial las mujeres han sido vistas como ignorantes, tontas, sin darse cuenta lo importante que son  en la sociedad.       Al pasar de los siglos, las mujeres empezaron a realizar las cosas que pueden hacer por ellas mismas. Llegando al punto que si el hombre no tiene trabajo es preferible morir de hambre antes que la mujer sea la que provea para el hogar. Cada causa tiene un efecto es por eso que detrás de grandes logros también hay grandes sacrificios, muchas mujeres han sido, crucificadas, maltratadas fisico y mentalmente, abusadas, violadas, por el efecto de una reforma para que la mujer pueda tomar decisiones propias como hablar en publico, votar, dar a luz, abortar con amparo legal, divorciarse, trabajar, vestirse con libertad, cortarse el cabello, participar en las fuerzas armadas, administrar sus propios bienes, ejercer el derecho de planificacion familiar, salarial, sin importar las barreras y limitaciones en su desarrollo profesional y moral. No Obstante esta clasificación de barreras en el desarrollo profesional femenino, dentro de ellas se mencionan dos temáticas; una de ellas es condiciones significativas en el ejercicio de la profesión y la otra el conflicto y sobrecarga de roles que experimenta la mujer a lo largo de su vida. Por ejemplo; en el cuento Dos palabras Beliza ” consideró su situación y concluyó que aparte de prostituirse o emplearse como sirvienta en las cocinas de los ricos, eran pocas las ocupaciones que podía desempeñar”. Esto demuestra cómo las mujeres empiezan a ponerse barreras y obstáculos en su propia vida, piensan que no son capaces de intentar hacer algo nuevo y lograrlo y empiezan a dudar de sus capacidades intelectuales y flaquean a tal grado de pensar que en realidad el hombre es quien tiene la razón. Hasta que en el siglo XX, mujeres valientes como las grandes escritoras de poemas y cuentos, empezaron a expresar la agonía que sentía por no poder tener una  voz, y allí fue cuando las cosas comenzaron a cambiar de una manera extraordinaria. Para beneficio de ellas mismas y beneficio de sus familias.     Sin duda, alguno de los mayores cambios en la vida de la mujer ocurrió en el siglo XX. La incursión de la mujer en la vida social, política, y económica y sus participaciones activas en todos estos ámbitos, son cosas que la gente antes les negaba. Dado que durante el siglo XX, los hombres tenían que dejar a sus familias y ir a pelear en las guerras por la libertad de sus países. Como resultado las mujeres  tuvieron que reemplazar a los hombres. Empezaron  a trabajar y tomar todas las ocupaciones de los hombres, como trabajar en  factorías y tomar cargo de las cosas del país, y  muchas veces para que sus familias pudieran salir de la pobreza y tener una mejor vida. En los siglos anteriores las mujeres se percibían como frágiles, delicadas y sutiles. eran marginadas hasta el punto casi de no considerarse como personas, por su condición sexual, pero en el siglo XX las cosas cambiaron. Las mujeres empezaron a incorporarse al mundo del trabajo, empezaron a tener más oportunidades, tuvieron la oportunidad de hacer cosas por ellas mismas, la oportunidad de luchar por sus derechos y la oportunidad de cambiar al mundo. Por ejemplo, en el cuento Dos Palabras; a Belisa Crepusculario le “tocó enterrar a cuatro hermanos menores y cuando comprendió que llegaba su turno, decidió echar a andar por llanuras en dirección al mar, a ver si en el viaje lograba burlar a la muerte”. Esto  demuestra como ella lucho por salir de la pobreza, ella no iba a dejar que cualquier cosa le marcará la vida, ella iba a cambiar su destino y hacer lo que ella creía que era mejor para su vida. Ella no se iba a quedar a esperar que la muerte le llegara, ella iba a hacer lo posible para poder cambiar su destino y poder controlar su vida, poder hacer algo por ella misma sin necesitar a nadie más. A medida que avanzaba el siglo y los procesos de modernización, la mujer ocupó, cada vez con mayor insistencia, nuevos espacios. Ellas intententaron definirse ante ellas mismas y antes los demás. Ellas quisieron cambiar su vida, sin importar lo tan difícil que pudiese ser, ellas empezaron a ocupar los trabajos de los hombres, empezaron luchar sin importar las consecuencias porque ya estaban cansadas de los maltratos, de los abusos físicos y  psicológicos etcétera. Ellas empezaron a hacer cosas por ella mismas, a cambiar su mundo por algo mejor, sin importar el esfuerzo, sin importar los obstáculos en el camino. Por ejemplo, en el poema “Mujer Negra” de Nancy Morejón, en esta tierra toco “la sangre húmeda y los huesos podridos de muchos otros, traídos a ella, trabaje mucho más. Funde mejor mi canto milenario y mi esperanza. Aquí construí mi mundo”. Esto comprueba la idea de como nunca se dio por vencida, lucho dia tras dia hasta  poder tener la oportunidad de ser libre, de poder controlar su vida. Así como la mujer en este poema, hay muchas mujeres en el mundo que trabajan arduamente para lograr sus sueños y tener una vida mejor. Al pasar de los años, las mujeres empezaron a darse cuenta cual era su lugar, y cómo podían hacer un cambio en el mundo.         A lo largo de la historia las mujeres fueron creciendo a tal grado de ser capaces de realizar todo lo que ellas se proponen y llegaron a tener la misma oportunidad que los hombres, ellas empezaron a realizar deberes y compromisos y así tener la libertad de expresión, de trabajo,  libertad de luchar y salir adelante sin la necesidad de un hombre, en el siglo XX fue cuando se dieron cuenta que tenían que luchar sin importar las consecuencias, porque ellas querían enseñarle al mundo lo que las mujeres son capaces de hacer. El feminismo no se trata simplemente de ser una mujer en una posición de poder. Se trata de una lucha contra las desigualdades sistémicas; se trata de un movimiento de justicia social que cree que el sexismo, el racismo y el clasismo existen y se interconectan, y que deben ser desafiados constantemente.A través del siglo XX, las mujeres empezaron a luchar y a luchar sin darse por vencidas, empezaron a hacerse fuertes y poderosas. Por ejemplo, en el cuento “La Muñeca Menor” de Rosario Ferré, la muchacha se dio cuenta que ya no podía hacer nada más, y lo unico que tenia que hacer era luchar por su vida y salir adelante, “Al pasar el tiempo fue refinando su arte hasta ganarse la reverencia, respeto, admiración  de toda la familia, y los demás que la rodeaban”. Esto expresa como las mujeres no tenían que ser esclavas de los hombres por el resto de su vida, ellas podían marcar su propio destino, y así tener  la oportunidad de hacer lo que ellas piensan que es lo mejor para ellas y sus familias. Ellas han tenido la fuerza de voluntad para poder cambiar sus vidas. Los derechos de la mujer han sufrido vaivenes históricos, avances y retrocesos, en lo largo del  camino pero al final estas cosas fueron lo que dio a la mujer  la oportunidad de levantarse y luchar, hacerse independientes, fuertes, poderosas, luchadoras, por su causa.  Por ejemplo, en el cuento Dos Palabras Belisa viajaba para poder ser libre y ” saludaba con un gesto al pasar, pero no se detenía, porque no podía gastar sus fuerzas en ejercicios de compasión”. Esto demuestra cómo sus ideas han cambiado, como empezaron a hacer lo mejor por ellas mismas sin importar los que los  demás piensen. La batalla de las mujeres por conquistar las libertades civiles y la dignidad como personas fue muy cuesta arriba. Arrastraban una milenaria historia de subordinación a la autoridad masculina que era muy difícil de eliminar.Después de mucha lucha y esfuerzo y las diferencias que separan el comportamiento de los hombres y la mujeres se fueron haciendo innecesarias, y las personas se fueran acomodando a los cambios al pasar de los años, gracias al esfuerzo y la valentía de las mujeres latinoamericanas como las escritoras de los poemas y cuentos que nunca se dieron por vencidas hasta lograr su sueño de ser libres e independientes y enseñarle a las siguientes generaciones de mujeres que deben seguir luchando por sus derechos, porque ser feminista no es sobre que sexo es mejor, sino  sobre la igualdad y la libertad de derechos porque al final ser hombre o mujer no importa porque todos somos seres humanos, y deberíamos tener la oportunidad de ser tratados de igual manera.      El feminismo será un movimiento en el cual su fin ha sido y sera el buscar la autonomía de la mujer y que por ello busquen su igualdad de derechos ante los hombres. Muchas mujeres encontraron la manera de escapar de la realidad de este mundo a través del uso de poemas y novelas cortas para poder expresar lo que en realidad estaban sintiendo. De manera que la gente pudiese entender las cosas que las mujeres están pasando. Las mujeres son vasos frágiles, que deben ser cuidados y valorados por lo que son, seres humanos con sentimientos, inteligencia, y belleza. Gracias a mujeres como Rosario Ferre, Maria Luisa Bombal, Isabel Allende, Nancy Morejón, y Julia De Burgos; hoy todavía se sigue luchando para que las diferencias se acorten para poder cambiar la maner en que se ejerce poder, y así cambiar la sociedad de una manera positiva.